Recorrido sonoro por el valle del río Ara.

El río Ara es único en todo el Pirineo Aragonés.

Se mantiene natural y vivo, con fauna libre; ninguna presa ni encauzamiento lo interrumpe.

Nace en las faldas del monte Vignemale, en lo alto del valle de Bujaruelo. En su descenso va recogiendo aguas de diferentes barrancos, como Otal, Arazas, Sorrosal, Furco o el Chate y va dando vida a refugios y pueblos como Torla, Broto, Sarvisé, Fiscal, Jánovas y Boltaña hasta desembocar en el Cinca, en la misma localidad de Aínsa.

Empezamos nuestro recorrido en la localidad de Broto, pero antes, nos sentamos a escuchar.

Estamos en primavera y el agua de las nieves desciende corriente abajo…

Partiendo desde Broto, seguimos el curso del río camino Sarvisé.

Pasamos por la llanura de la ermita de San Blás y entramos en la senda paralela río Ara, antiguo camino de herradura.

Hacemos una parada para escuchar el silencio del río, relajarse y sentir.

Recomendable utilizar auriculares.

Corriente abajo, se estanca algo de calma en una badina espectacular.

Recomendable utilizar auriculares.

Río abajo, pasado Sarvisé, a orillas del río Ara, está un pueblecito llamado Jánovas, en proceso de rehabilitación.

Convocó una primera edición de un festival benéfico, con mercadillo, talleres y conciertos.

Seguiremos descendiendo…